23 may. 2014

JORNADAS ANTIMILITARISTAS


Alternativa Antimilitarista – Movimiento de Objeción de Conciencia (AA.MOC) les invita a participar en las JORNADAS ANTIMILITARISTAS que estamos organizando dentro de la campaña del 25 aniversario de la estrategia de la INSUMISIÓN.
Estas jornadas están divididas en cinco actos diferentes: en una Charla-Debate, un Concierto, un Taller, una Mesa Redonda y la proyección de un documental.
  • Viernes 23 de mayo en el Colegio Mayor San Fernando a las 19:30 horas tendrá lugar unaCharla-Debate coordinada por Koldobi Velasco que tendrá como título “LA GUERRA EMPIEZA AQUÍ”
  • Sábado 24 de mayo en el Paraninfo de la Universidad de La Laguna a las 21:00 horas tendrá lugar el concierto “LA NOCHE INSUMISA” con el cantautor Javier Álvarez y los grupos Kakofonías y Calle Malcontento. La noche comenzará con la representación de Muestrarte: La guerra no tiene nombre de la CIA Arte Libertario

  • El 6 de junio en la Casa Tabona a las 19:30 horas en la Curva de Gracia tendrá lugar un taller coordinado por Kakó Rodríguez bajo el título LA GUERRA EMPIEZA EN MÍ.
  • El 13 de junio en el Colegio Mayor San Fernando a las 19:30 horas con una Mesa Redonda a cargo de Cristino Barroso, Domingo Garí y Pedro Martínez con el título LA GUERRA EMPIEZA ASÍ.
  • El 20 de junio en Aguere Espacio Cultural a las 20:30 horas tendrá lugar la proyección deldocumental “MIRADAS INSUMISAS” realizada por Alternativa Antimilitarista MOC y con la colaboración de Artepopuli.

25 AÑOS DESOBEDECIENDO

Este año se cumple los 25 años desde la primera presentación de insumisos al Servio Militar Obligatorio, a los que siguieron miles. Ni los tribunales civiles ni militares, ni las inhabilitaciones, ni la cárcel pudieron frenar la insumisión. Más bien, al asumir las consecuencias de la su desobediencia, los insumisos encendieron un altavoz plagado de significado para sus reivindicaciones.

Esta manera de ejercer la objeción de conciencia suponía transcender del derecho individual y plantear una acción colectiva con el objetivo último de abolir las estructuras militares. Ha habido, desde 1989, más de veinte mil insumisos, tanto al Servicio Militar Obligatorio como a la Prestación Sustitutoria. Más de cuatro mil fueron juzgados y cientos de ellos encarcelados.

La insumisión entró en la agenda política, aumentó el desapego social al ejército y disparó, como efecto colateral, las solicitudes de objeción de conciencia legal, llegando a saturar y hacer, de hecho, impracticable la Prestación Sustitutoria. Sin embargo, el fin del servicio militar no fue celebrado por las y los insumisos como una victoria: todavía está lejos de conseguir la erradicación del ejército, la industria de armamento, los gastos militares y muchas otras nocividades de las que se sigue ocupando el trabajo antimilitarista.

El legado de la insumisión al momento actual es significativo: ha mostrado que es posible poner en práctica la desobediencia civil y luchar de manera eficaz desde la noviolencia. Ha servido de referente a muchos movimientos sociales, que hoy en día se la plantean y practican. También ha revelado que la organización y las estrategias colectivas pueden poner en jaque a instituciones tan poderosas como el ejército.

La memoria de esta experiencia desobediente nos ayuda a afrontar un camino cargado de retos. El mundo actual exige nuestra respuesta y nuestra lucha: los poderosos lo son cada vez más, y utilizan los ejércitos para imponer sus condiciones allí donde se juegan sus intereses económicos. Se desmantelan las conquistas sociales a la par que los presupuestos militares siguen aumentando desaforadamente; las bombas que estallan lejos siguen fabricándose aquí, que es donde empiezan las guerras. La insumisión nos señala las armas que podemos usar contra estos desmanes: la desobediencia, la noviolencia y el sentido común, con grandes dosis de organización y de organización colectiva. Y nos recuerda que son eficaces.

ALTERNATIVA ANTIMILITARISTA MOVIMIENTO DE OBJECIÓN DE CONCIENCIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario