22 mar. 2018

La plantilla de ELECNOR dispuesta a seguir luchando por sus puestos de trabajo.


Desde el Sindicato de Oficios Varios de Tenerife federado a la CNT, consideramos que la situación de nuestras compañeras esta rozando lo insostenible. Después de haber mantenido con la empresa y el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, la plantilla se encuentra en una “tierra de nadie” en la que sus puestos de trabajo se encuentran en grave peligro.


Lejos de caer en el desánimo o pretender que nos encontramos en un callejón sin salida, este sindicato considera que es el momento de que los políticos tomen una decisión resolutiva, puesto que son los únicos personajes de esta función con capacidad de enmendar la problemática que sufren los trabajadores. Nuestros compañeros se dedican al mantenimiento de centros escolares y edificios públicos, este es un servicio que no parece vaya a desaparecer. Por ello, nos resulta incomprensible el bloqueo de los fondos destinados a cubrir los puestos de nuestros compañeros.


A todas estas, ante la negativa por parte del Ayuntamiento de emitir un pliego que proteja la continuación del servicio y los puestos de trabajo, se ha ofrecido como alternativa una “clausula social”. Dicho documento, aunque contiene cierta relevancia jurídica, es a todas luces insuficiente puesto que no garantiza en absoluto la subrogación de la plantilla. Estamos ante una situación en la que únicamente podemos aceptar un pliego detallado y conforme a la ley para dar por finalizado el conflicto. ¿Es acaso señor Arteaga va a seguir evadiendo su responsabilidad como responsable del área? ¿No tiene nada que opinar, o aportar respecto Jose Manuel Bermudez? El silencio y la invisibilización de las legítimas reivindaciones de los trabajadores no solo no aporta nada al problema, sino que oscurece la posición del Ayuntamiento y de su equipo de gobierno en esta situación.


La alternativa que se ofrece a los trabajadores, si el Ayuntamiento no pone de una vez en orden la situación es la migración o el paro. La empresa propone a la plantilla trasladar a aquellos trabajadores que lo deseen a Basauri. Es vergonzoso, que ante un servicio prioritario de la administración pública que durante años se ha desarrollado con normalidad, hasta doce compañeros tengan verse en la tesitura de “hacer la maleta” porque a políticos como Damaso Arteaga carecen de la altura y responsabilidad necesaria de tomar un resolución efectiva en este asunto. Ante la otra alternativa que propone la empresa, se traduciría en una serie de despidos por causas de la producción, cuyo responsable directo también sería el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.


La CNT esta en contra de la destrucción indiscriminada y caprichosa de puestos de trabajo. Estamos bien en desacuerdo con que nos obligue a migrar por motivos económicos a otras regiones. Como trabajadores y trabajadoras estamos en nuestro derecho de desarrollar nuestras vidas allí donde queramos y no sentirnos hostigadas por motivos mercantilistas ajenos a a nosotros. Esta problemática no nos resuelta nueva ni ajena, tiene que ver con la subcontratación en los Ayuntamientos, y el hecho de que se externalicen servicios que se sabe sobradamente necesarios. Basta ya de tomar el pelo de los trabajadores pues como dice el refranero popular “pueblo chico, miseria grande”, y a esto nos enfrentamos.

¡Exigimos una respuesta expeditiva por parte del Ayuntamiento!

¡Exigimos que nuestros compañeros no sean obligados a elegir entre la migración por motivos laborales o el paro!

Si nos tocan a una nos tocan a todas.

15 mar. 2018

La subida de las pensiones del gobierno, es ridícula.


La CNT Canarias, insta a sus afiliadas y al conjunto de la población a secundar las diversas movilizaciones que se producirán este próximo sábado. Consideramos, que la subida planteada por el gobierno es ridícula y ajena a la realidad económica que vive la mayoría de la población que es beneficiaria de las mismas.






¿Por qué se ha subido sólo el 0,25 %?
La subida del 0,25 % de la pensión es fruto de la reforma que el gobierno hizo en el modo de calcular las subidas anuales de las mismas. Anteriormente, este aumento dependía del alza de precios prevista para el año siguiente. Luego, una vez conocida la inflación real que se había producido, se ajustaba una paga en el mes de noviembre, para que no hubiera pérdida de poder adquisitivo en las pensiones.
Con la última reforma, se estableció una complicada fórmula, que fija un máximo y un mínimo anuales. Como mínimo, las pensiones se revalorizan nominalmente un 0,25 %, independientemente de la inflación, y cómo máximo, un 0,5 % por encima de lo que haya subido el IPC.
¿De qué factores depende la subida?
1. De los ingresos que tenga el sistema de la Seguridad Social: fundamentalmente, las cotizaciones de trabajadores, trabajadoras y empresas. A más ingresos, mayor subida de las pensiones. Con menos ingresos, la subida de las pensiones es menor.
2. Del número de pensiones que se paguen: a mayor número de pensionistas, menor subida de las pensiones.
3. De la cuantía de las nuevas pensiones: si las pensiones nuevas, que se empiezan a pagar a las personas que se jubilan, son más altas que las que se dejan de pagar por fallecimientos, la revalorización será menor.
4. Del déficit de la Seguridad Social: si la Seguridad Social tiene más gastos que ingresos, la subida anual sea menor.
5. Del factor de sostenibilidad: esto quiere decir que, si la esperanza de vida de la población aumenta, la pensión inicial con la que se comienzan a hacer los cálculos se verá reducida.
Las claves políticas del asunto.

Se pretende, que el fondo con el cual han de financiarse dichas pensiones ha de salir de un lugar concreto del erario público. Este criterio de “caja aparte” que garantice la estabilidad del sistema de pensiones, no se aplica en otros gastos del estado. Es decir, se le da el carácter de especial a dicho presupuesto, pero no se previenen posibles eventualidades. ¿Por qué si se gastan fortunas en rescatar a los bancos y a los empresarios, no se hace lo propio con las trabajadoras jubiladas? Porque el criterio es meramente político. Se trata de dejar que se ahogue, y de incluso potenciar el hundimiento de un Sistema de Pensiones que se había demostrado, al menos eficiente durante las épocas de bonanza económica. Al existir menor número de trabajadoras empleadas -población activa- y ser el empleo de menor calidad -y fuertemente precarizado- las contribuciones a la Seguridad social son menores. El gobierno castiga doblemente y de manera clara a la clase trabajadora, y a los pobres por el mero hecho de serlo.

Dejar de contribuir a una subida escalonada -razonable- de las pensiones, supone además dejar la puerta abierta al negocio privado. No era infrecuente durante el inicio de la crisis el envío por parte del Ministerio de Trabajo -durante la legislatura “socialista”- de cartas aduciendo las bondades de los planes de jubilación privados. El hacer de un fondo común, público y solidario una herramienta oxidada e ineficiente es una forma de lanzar a miles de trabajadoras y trabajadores en manos de entidades financieras. Entre los diversos gobiernos, han propiciado la lenta agonía de un modelo exitoso y que venía siendo un referente en muchos otros estados del planeta.

La CNT Canarias considera que es mas que nunca necesario salir a la calle, y defender lo que en justicia es nuestro.

Defendamos un sistema público de PENSIONES DIGNAS.

12 mar. 2018

Juntas Paramos Juntas Avanzamos. Una Huelga histórica.



 Desde la CNT Canarias, queremos hacer pública nuestra reflexión como organización entorno a la histórica huelga vivida el pasado 8 de marzo. El movimiento feminista marca agenda, demuestra un caminar distinto y diferenciado, diverso, el cual nuestra organización no solo comparte. Sino que, apuesta porque siga siendo un referente no solo para los movimientos sociales y sindicatos rupturistas, también para el conjunto de la sociedad.


Las mujeres hemos dado una lección a la humanidad. Porque hemos sido capaces de unirnos a nivel mundial en una sola voz: "si nosotras paramos, se para el mundo". Porque hemos sido creativas en el planteamiento de una nueva forma de huelga general que abarca además del ámbito del trabajo asalariado, el ámbito del consumo capitalista, el ámbito de las tareas domésticas y cuidados de personas dependientes, históricamente asociado a las mujeres, y el ámbito del estudio, sexuado habitualmente según qué profesiones.

            El 8 de marzo de 2018 todos los feminismos hemos gritado que no nos sentimos representadas cuando se utiliza el sustantivo "hombre" en alusión a las personas. Hemos reclamado nuestro derecho a la igualdad en los sueldos, una equitativa oportunidad en la promoción profesional, una real conciliación entre la vida familiar y laboral, el reconocimiento con plenos derechos del trabajo doméstico...Esto como poco y muy resumido.
            Los feminismos radicales, es decir, aquellos que verdaderamente cuestionan el sistema patriarcal que ha dominado en el mundo tantos siglos de existencia, hemos podido parar el mundo 24 horas para decir "con nosotras no cuenten para seguir como hasta ahora". El feminismo antipatriarcal es anticapitalista, es pacifista, es ecologista, es respetuoso con las diversidades funcionales o sexuales, es asambleario, es participativo y es, como se ha demostrado ampliamente, creativo. Millones de mujeres en el mundo nos hemos manifestado en las calles de nuestras ciudades con toda la rabia hacia este sistema machista y violento, que cada día mata a miles de mujeres. Hemos hablado por las que no han podido, por las que ya no están. Pero también hemos sabido expresar nuestra alegría, nuestra forma de relacionarnos en libertad y equidad. Y a pesar de que somos y hemos sido las más agredidas en todos los aspectos y malas formas, nuestra respuesta no ha sido la imitación del hombre...nuestra respuesta es nuestra y enseña que la acción da coherencia a la palabra. No porque seamos más sensibles, menos fuertes o más permisivas, sino todo lo contrario, porque somos y queremos ser diferentes al modelo social machista, dominante y violento.
            Quienes nos observaban con incredulidad y minusvaloraban los prolegómenos de la huelga general feminista se han tenido que rendir ante la evidencia. Todo un éxito. Lo nunca visto. La revolución será feminista. Y es que el machismo está incrustado no sólo en las leyes o las instituciones, lo está en nuestro ADN educacional. Es por ello que el cambio no lo esperamos tanto de las estructuras como del proceder, del actuar y del pensar humano. El cambio, la transformación está en mí, en ti y en nosotras, todas las personas. Nos afecta a todas en cualquier parcela de nuestra vida. Este 8 de marzo hemos dado un gran paso, hemos saltado al espacio público juntas para no abandonarlo. Ya se acabó aquello de que por ser mujer nos quedamos atrás. 
Juntas paramos y juntas avanzamos.