15 mar. 2018

La subida de las pensiones del gobierno, es ridícula.


La CNT Canarias, insta a sus afiliadas y al conjunto de la población a secundar las diversas movilizaciones que se producirán este próximo sábado. Consideramos, que la subida planteada por el gobierno es ridícula y ajena a la realidad económica que vive la mayoría de la población que es beneficiaria de las mismas.






¿Por qué se ha subido sólo el 0,25 %?
La subida del 0,25 % de la pensión es fruto de la reforma que el gobierno hizo en el modo de calcular las subidas anuales de las mismas. Anteriormente, este aumento dependía del alza de precios prevista para el año siguiente. Luego, una vez conocida la inflación real que se había producido, se ajustaba una paga en el mes de noviembre, para que no hubiera pérdida de poder adquisitivo en las pensiones.
Con la última reforma, se estableció una complicada fórmula, que fija un máximo y un mínimo anuales. Como mínimo, las pensiones se revalorizan nominalmente un 0,25 %, independientemente de la inflación, y cómo máximo, un 0,5 % por encima de lo que haya subido el IPC.
¿De qué factores depende la subida?
1. De los ingresos que tenga el sistema de la Seguridad Social: fundamentalmente, las cotizaciones de trabajadores, trabajadoras y empresas. A más ingresos, mayor subida de las pensiones. Con menos ingresos, la subida de las pensiones es menor.
2. Del número de pensiones que se paguen: a mayor número de pensionistas, menor subida de las pensiones.
3. De la cuantía de las nuevas pensiones: si las pensiones nuevas, que se empiezan a pagar a las personas que se jubilan, son más altas que las que se dejan de pagar por fallecimientos, la revalorización será menor.
4. Del déficit de la Seguridad Social: si la Seguridad Social tiene más gastos que ingresos, la subida anual sea menor.
5. Del factor de sostenibilidad: esto quiere decir que, si la esperanza de vida de la población aumenta, la pensión inicial con la que se comienzan a hacer los cálculos se verá reducida.
Las claves políticas del asunto.

Se pretende, que el fondo con el cual han de financiarse dichas pensiones ha de salir de un lugar concreto del erario público. Este criterio de “caja aparte” que garantice la estabilidad del sistema de pensiones, no se aplica en otros gastos del estado. Es decir, se le da el carácter de especial a dicho presupuesto, pero no se previenen posibles eventualidades. ¿Por qué si se gastan fortunas en rescatar a los bancos y a los empresarios, no se hace lo propio con las trabajadoras jubiladas? Porque el criterio es meramente político. Se trata de dejar que se ahogue, y de incluso potenciar el hundimiento de un Sistema de Pensiones que se había demostrado, al menos eficiente durante las épocas de bonanza económica. Al existir menor número de trabajadoras empleadas -población activa- y ser el empleo de menor calidad -y fuertemente precarizado- las contribuciones a la Seguridad social son menores. El gobierno castiga doblemente y de manera clara a la clase trabajadora, y a los pobres por el mero hecho de serlo.

Dejar de contribuir a una subida escalonada -razonable- de las pensiones, supone además dejar la puerta abierta al negocio privado. No era infrecuente durante el inicio de la crisis el envío por parte del Ministerio de Trabajo -durante la legislatura “socialista”- de cartas aduciendo las bondades de los planes de jubilación privados. El hacer de un fondo común, público y solidario una herramienta oxidada e ineficiente es una forma de lanzar a miles de trabajadoras y trabajadores en manos de entidades financieras. Entre los diversos gobiernos, han propiciado la lenta agonía de un modelo exitoso y que venía siendo un referente en muchos otros estados del planeta.

La CNT Canarias considera que es mas que nunca necesario salir a la calle, y defender lo que en justicia es nuestro.

Defendamos un sistema público de PENSIONES DIGNAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario